El veterano CP-861 asentado en Cochabamba.
Foto: Christian Calero